Cada cierto tiempo, Windows lanza nuevas actualizaciones del sistema operativo. Con el paso del tiempo, van dando fin al soporte de las versiones más antiguas para centrarse en mantener las versiones más actualizadas.

Desde el 14 de enero de 2020, Microsoft ha dejado de dar soporte oficial a una de las versiones más exitosas de Windows. No recibirá tan siquiera actualizaciones de seguridad, lo que significa que todos los ordenadores que utilicen Windows 7 pueden verse afectados con problemas de seguridad y privacidad.

Otro problema derivado del fin de soporte es que las aplicaciones y el hardware nuevo, con el paso del tiempo, dejarán de ser compatibles. Por lo que no merecerá la pena invertir recursos en el funcionamiento de un sistema operativo que ya está oficialmente obsoleto.

Respecto a las empresas, es un problema todavía más inmediato, pues muchas de las herramientas que se usan para trabajar irán desapareciendo. Además de estar desprotegiendo a sus clientes en caso de ser robados sus datos de los servidores, con lo que la única alternativa es actualizar cuanto antes a Windows 10, que es la versión más actual de Microsoft.

¿Debo de actualizar a Windows 10?

Los ordenadores que funcionen con Windows 7 seguirán funcionando, aunque lógicamente serán objetivo prioritario de los ciberdelincuentes, que se encuentran con un 25% de usuarios sin capacidad para protegerse de virus y ataques.

La propia compañía ha explicado que los que se mantengan operativa la anterior versión de Windows serán <<más vulnerables a los riesgos de seguridad y a los virus>>.

Como anteriormente ocurriera con Windows XP, previsiblemente la producción de malware para este sistema operativo comenzará a dispararse a partir de ahora.

En Ecomputer hacemos un estudio de tu PC y hacemos la instalación de Windows 10 si es viable actualizarlo.